Editorial: Cómo trascender tus emociones

ARSEESin categoríaLeave a Comment

El ser humano por educación, costumbre o cultura se ha empeñado en buscar la solución a todas sus emociones erróneamente, en las circunstancias que la vida le va poniendo va desarrollando una capacidad impresionante de reacción debido a todas las repercusiones que han tenido en cada una de sus experiencias que lo llevan a justificar su actuar, en vez de tomar consciencia sobre lo que ha estado provocándolo, de esta manera va generando nuevamente más emociones, envolviéndose en un círculo de actuar, emoción, actuar, emoción… Sin prestar atención a la raíz que es el origen real de lo que siente.

Esto, creo que sólo lo va llevando a acumular un sin número de pesadas cargas que se generan desde el miedo, que lo hace huir en vez de enfrentar; desde la culpa, que le hace ocultarse y no vivir en paz; desde el odio, que lo hace buscar venganza y guardar rencor; desde la competencia, que lo hace buscar algo a costa de los demás, etc.

A consecuencia de la vorágine de la vida que exige cada vez más y permite cada vez menos, estamos imposibilitados para verdaderamente reflexionar y buscar respuesta en un lugar inexplorado, no es culpa de nadie, sólo que la programación social nos ha arrastrado a buscar siempre de la forma en la que nos “acostumbraron”, se fijan es “costumbre” a hacer lo mismo y no conseguir bienestar.

Te invito a que en serio pruebes buscar esas emociones en tu interior que has ido acumulando en toda tu vida, busca con mucha paciencia qué fue lo que la motivó, por favor no le pongas nombre o generes culpables, recuerda que es un ejercicio personal y estamos analizando la situación. Si aceptas el reto, te vas a ir dando cuenta de cosas maravillosas que no conocías de ti. Por favor el ejercicio debe ser inundado de amor para que pueda servir. Recomiendo:

  1. Actividades que abran el espacio hacia tu interior;
  2. Trabaja solo con una emoción a la vez;
  3. Abraza la emoción, como si fueras un espectador;
  4. Recuerda cuál ha sido tu reacción y la creencia o “costumbre” que te llevó a esa situación;
  5. Cómo te gustaría actuar en esos momentos;
  6. Compara la forma de actuar: consciencia o inconsciencia, y
  7. Libérate con amor del odio, miedo, culpa, etc.

Creo que no existe bueno y malo, existe el nivel de conciencia con el que el ser humano actúa y eso se puede medir en función a lo que contribuye a su crecimiento. Al establecer un método diferente o un cambio en tu vida, se van abriendo caminos para que te conectes con tu Ser, ya que el ego siempre es el que ha decidido por ti, pero es momento de comenzar a hacer consciente que puedes crear en vez de reaccionar. Prueba con pequeñas acciones y poco a poco vas observando que se abre una puerta a tu interior donde nada es imposible, ahí se encuentra tu Luz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *