Editorial 5: Los “benditos” indicadores

ARSEEEditorialLeave a Comment

Todos los que tenemos un cargo de responsabilidad dentro del departamento de Servicios Escolares nos encontramos de tiempo en tiempo con algo llamado “indicadores”, en lamayoría de los casos al asumir el cargo ya estaban definidos, pero a lo largo de nuestra trayectoria en el puesto, es común que nos soliciten hacerlos, revisarlos, corregirlos o cambiarlos.

Servicios escolares es un área que por sus propias características tiene la encomienda de servir como un tablero de coche, es decir cuando los valores de los indicadores (ingresos, bajas, cambios de carrera, egresados, porcentaje de titulación, etc.) están fuera del rango aceptado por nuestra institución, es nuestra responsabilidad dar aviso a los interesados (encender la luz de advertencia, siguiendo con el ejemplo del tablero).

Sin embargo, si bien es cierto que nos corresponde dar aviso de un indicador con mal desempeño es sumamente importante asegurarnos que nuestras mediciones son correctas y fiables, (para no caer en el extremo de ser negligentes o -por otro lado-, alarmistas) por lo que es recomendable hacer una revisión de cada uno de nuestros indicadores respondiendo a dos preguntas básicas, ¿Qué quiero medir? Y ¿Para qué lo quiero medir?

Muchas veces la carga de trabajo no nos permite tan fácilmente hacer un ejercicio de reflexión sobre cuál es la motivación detrás de cada indicador, pero al iniciar este proceso de revisión es que se presenta una gran disyuntiva, diseñar indicadores que resulten en porcentajes aceptables (lo cual trae beneficios en el corto plazo) o diseñar indicadores que reflejen la realidad, (y correr el riesgo de que tal vez al principio los resultados no sean los esperados pero que permitirán corregir el rumbo y generar beneficios sólidos en el largo plazo).

Es recomendable que el diseño y/o revisión de los indicadores sea desarrollado por un equipo de trabajo que incluya a un conocedor de estadística, a la persona de informática que lo implementará en el sistema de la Institución, el responsable del sistema de gestión de calidad y por supuesto el responsable de Servicios escolares.

Dado que en buena medida los resultados de los indicadores dictan el rumbo a seguir en las Instituciones es importante que estos sean confiables, ya que así el cuerpo de Gobierno Institucional podrá tomar decisiones que modifiquen la realidad y lleven a cada Universidad por el mejor rumbo posible.

Ahora que está por terminar el año, es buen momento de echar un vistazo a las fórmulas que estamos utilizando, revisar las fuentes de nuestros datos y cuestionarnos que utilidad tiene lo que medimos, así podremos mejorar nuestra labor en este rubro por el bien de todos, ¿Lo incluimos en nuestras metas del próximo año?

M.C.C y M.A Liliana Guillermina Moreno Real
Coordinadora de Control Escolar, Universidad Iberoamericana León

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *