Editorial 4: La famosa Ley de Murphy

ARSEEEditorialLeave a Comment

Ley de Murphy es una forma de expresarse de manera pesimista respecto a una situación: “Si algo puede salir mal, saldrá mal”.
Seguramente han oído hablar de la Ley de Murphy, desde niños.
Situaciones como: cuando te ponías la ropa de tu hermano mayor, todo pasaba, te caías en un charco lleno de mugre y la ropa se estropeaba y eso que pensabas que no se daría cuenta tu hermano y ¡claro que se daba cuenta! y te acusaba con tus padres; agarrabas los juguetes de tus hermanos pensando que tampoco se darían cuenta, y todo pasaba, se rompían o te los robaban en el salón y no sabías cómo hacer para que no se diera cuenta tu hermano o tus padres.

Ya de adolescente ¡qué tal! la ropa más bonita de tu hermana o hermano que ya trabajaban, no dudabas en ponértela para un evento importante o salida con alguien que te encantaba, pero si tenías una talla mayor y no eras muy cuidadoso con las manchas, claro que se notaba que la usabas y te acusaban nuevamente con tus padres.
Finalmente, llegas a las áreas escolares y cuando piensas que todo lo tienes bajo control, vuelve a aparecer la famosa Ley de Murphy,tienes al estudiante más exigente, perfeccionista, cumplido en sus entregas y de pronto sucede que se atrasa el ingreso de su trámite, nos equivocamos en algún dato importante de su certificado y/o título, en la emisión de su constancia, no sabes qué decirle para bajarle el enojo:La persona que firma está de incapacidad, la impresora no sirve, la calidad del papel es diferente, en fin una serie de ideas pasan por tu mente.

¿Cómo debemos actuar ante estas situaciones imprevistas e incomodas?En mi experiencia ahora puedo decir que la verdad nos hará libres, la actitud con la que enfrentemos la situación ayudará a obtener la mejor solución al problema. Un jefe decía una frase, que seguramente la han escuchado: Sólo no se equivoca quien no trabaja. Claro, no hay que abusar de esto y buscar siempre tener manuales, controles y validadores en los procesos escolares que realizamos día a día para dar un servicio de calidad a nuestros estudiantes.

Si alguna vez te enfrentes a una situación de la famosa Ley de Murphy no le des tanta importancia, respira hondo y enfrenta la situación con inteligencia emocional, siempre hay una solución para todo.
Aprende de las malas experiencias y enfócate en sacarle provecho a las mismas, que te sirvan de guía, de ti depende que las próximas sean las mejores.

María Antonieta Martínez Rodríguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *